Gitanes a Terrassa i Bastons a Esparreguera i Igualada el 1828

Ferran VII va viatjar a Catalunya a cavall dels anys 1827 i 1828 per liquidar la revolta dels Malcontents. La reina Maria Josepa Amàlia de Saxònia, la seva tercera esposa, va incorporar-se a l’expedició el 31 d’octubre de 1827 a Silla, a tocar de València. L’abril de 1827 va esclatar a Catalunya un moviment de suport a l’infant Carles Maria Isidre i a la recuperació del corpus absolutista que propugnava, per considerar-se permissiva l’actuació del rei Ferran VII davant dels liberals. La revolta va sumar a molts voluntaris reialistes, antics guerrillers del Trienni Constitucional. L’impuls i les facultats militars d’aquests darrers van traduir-se de seguida en el seu domini d’un gran número de ciutats estratègiques i àmplies zones rurals. Davant del rumb del esdeveniments, Carles d’España, comte d’España, va rellevar a Francesc Bernaldo de Quirós Mariño de Lobera, marquès de Campo Sagrado, en la capitania general de Catalunya, alhora que el rei Ferran VII es desplaçava a Tarragona per reconduir la situació en primera persona. La presència física del rei al territori, l’anunci d’un indult, el rol exercit per la jerarquia eclesiàstica, la campanya militar i repressiva del comte d’España, i l’adopció de mesures econòmiques proteccionistes, per atraure a liberals moderats, burgesos i industrials, per això el rei no va descuidar l’anada a Barcelona i a d’altres poblacions industrials de la vora com Terrassa i Sabadell, van fer possible la desmobilització dels revoltats i, per tant, la fi de la insurrecció.

El rei va sojornar en diverses poblacions durant aquest viatge. Així, la seva presència es constata a Tarragona entre el 28 de setembre i el 28 d’octubre de 1827. A València, del 31 d’octubre al 19 de novembre de 1827. A Tarragona, de nou, del 24 de novembre al 3 de desembre de 1827. I a Barcelona, del 4 de desembre de 1827 al 9 d’abril de 1828, fins que va decidir tornar a San Lorenzo del Escorial.

Els relats del trànsit del rei pel territori, d’altra banda, testimonien l’execució d’expressions tradicionals festives en honor seu com a mostra de la pretesa adhesió de la població a la seva figura. Així, la ressenya dels primers dies a partir del 9 d’abril de 1828, quan va emprendre’s la marxa definitiva de Catalunya, treuen a la llum l’actuació de diversos exercicis festius a Terrassa, Esparreguera i Igualada, entre d’altres llocs.

És el cas del manuscrit Itinerario y Diario del viaje efectuado por el Rey nuestro Señor desde el Real Monasterio de San Lorenzo para la Plaza de Tarragona en 22 de Septiembre de 1827 hasta el 11 de Agosto de 1828, que regresó a la Villa y Corte de Madrid con su Augusta Esposa la Reyna nuestra Señora que es conserva al fons Papeles reservados de Fernando VII de l’Arxiu General del Palau de Madrid (F. Sevillano Calero, E. Soler Pascual i E. La Parra López: 2013. UPF).

Les línies sobre el pas per Terrassa el 9 i 10 d’abril esmenten la ballada de dues danses el vespre del primer dia i del de gitanes, tan característic encara al Vallès, i d’una comparsa de jardiners el vespre del segon: “Salida de la Plaza y Ciudad de Barcelona para Zaragoza, en 9 de Abril de 1828 / Dia 9 [d’abril] / Jornada 1ª. SS.MM. salieron de esta ciudad [Barcelona] a las siete en punto de la mañana por la puerta Nueva, con direccion a la villa de Tarrasa. SS.MM. se detuvieron en un Pueblo llamado Sabadell, y vieron la esposicion de Paños que estava situada en una casa de los PP. Escolapios. Despues de haverla visto, SS.MM. tomaron el coche y siguieron su marcha para dicha villa, a donde fueron recividos con todas las pruevas de amor y respeto a sus Reales Personas. SS.MM. verificaron su entrada en un Carro-triumfal que los havitantes de dicha villa tenian prevenido, tirando varios paisanos de esta carro. SS.MM. llegaron a Palacio a las doce y veinte minutos. Las calles de esta Villa estavan colgadas de piezas de paño de diferentes colores. Por la tarde, no salieron SS.MM. de Palacio, y a las nueve de la noche se presentaron al Mirador para ver los Bayles, que fueron los siguientes: 1º. Una comparsa al estilo del pais. 2º.Un Bayle de niños. A las ocho en punto, recivieron SS.MM. al besamanos de varias Autoridades civiles, clero, comunidades y la Real Junta de Comercio, cuyo numero de personas que besaron las Reales manos fue el de 65. / 10 [d’abril] […] Despues de haver visto SS.MM. [diverses fàbriques o tallers tèxtils] y enterados del estado actual de ellas, fueron a ver el Pantano o deposito de aguas, retirandose desde este punto a Palacio a las seis menos cuarto. A las ocho, recivieron SS.MM. varias personas de distincion, y Corporaciones, las que tuvieron el honor de besar las Reales manos, cuyo numero ascendió al de 54. A las nueve dadas se presentaron SS.MM. al Mirador para ver los bayles que estavan prevenidos para danzar delante de sus Reales Personas, que fueron los siguientes: / 1º. El de Jitanos. / 2º. De jardineros, concluidos que fueron, se retiraron SS.MM. a las dies menos cuarto entre las repetidas aclamaciones del pueblo, que manifestó grande entusiasmo con la presencia de sus Soberanos” (F. Sevillano Calero, E. Soler Pascual i E. La Parra López: 2013. UPF).

La notícia de la jornada següent, de l’11 d’abril, sobre el camí de Terrassa a Esparreguera assenyala el paper de dues danses a la població final de l’etapa, Esparreguera, la primera dansa, suposadament, un ball pla o rodó, i la segona, un ball de bastons: “Dia 11 [d’abril] / Jornada 2ª. SS.MM. salieron a las siete dadas de la villa de Tarrasa para dirigirse a la de Esparraguera. A las diez menos cuarto, llegaron SS.MM. al puente llamado del Diablo. SS.MM. se apearon del coche para pasarlo a pie. A la cabeza puente besaron las Reales manos el Ayuntamiento de Martorell y algunos oficiales. En el centro del puente se detuvieron SS.MM. y el general Conde de España leyó una inscripcion que está situada a la izquierda dentro del arco del puente, concluido el paso de éste, tomaron SS.MM. el coche a la misma entrada de Martorell, y siguieron la marcha para Esparraguera, a cuyo punto llegaron a las once y cuarto de la mañana entre las aclamaciones del Pueblo. A las cinco de la tarde se assomaron SS.MM. al balcon para ver los bayles que tenian prevenidos, que fueron el 1º. Danza de Aldeanas o Payesa y el 2º. de Bastons, los que concluyeron a las seis y media dadas. A las ocho, recivieron SS.MM. las Autoridades Militares, Ayuntamiento y otras personas de distincion, cuyo numero fue el de 58” (F. Sevillano Calero, E. Soler Pascual i E. La Parra López: 2013. UPF).

La premsa també va estar cas de la intervenció d’ambdues danses, una d’elles un ball de bastons, a Esparreguera l’11 d’abril: “La plausible noticia del paso de SS.MM. por la villa de Esparraguera escitó las mas tiernas afecciones de sus habitantes, que se esmeraron al instante en procurar el aseo de la poblacion, y en buscar todos los medios que les permitió la premura del tiempo para obsequiar á nuestros Augustos Soberanos. En la mañana del dia 11 [d’abril] en que debia verificarse la entrada, la comision de obsequios se reunió á las Autoridades civil y eclesiàstica que se congregaron en las Casas Consistoriales para esperar el momento venturoso de salir á recibir á SS.MM. hasta cierto punto de la carretera Real á donde llegaron SS.MM. á las 11 del espresado dia. La comitiva referida y Cura-párroco de Hortons Dean de la villa de Piera precedidos de varios grupos de los vecinos de Esparraguera que ensayaban una danza del pais conocida por el ball de bastons al son de una festiva música, recibieron á SS. MM. entre los vivas y aclamaciones de una numerosa concurrencia que esforzaba la espresion de sus sentimientos para que no fuese sofocada por el ruido de las campanas y el harmonioso estrépito de la música […] El grito afectuoso y el alborozo acompañaron á SS.MM. á la casa que se les habia preparado. Las colgaduras de seda y de diferentes lienzos adornaban los balcones y ventanas de la villa; y la música y el baile continuaba manifestando la alegría del vecindario. / Por la tarde se dió á SS.MM. una danza de labradores, en la que se distinguia en medio del mayor orden la sencilles del campo, y la pureza del afecto á nuestos Soberanos” (Gazeta de Madrid: 1828. AEBOE. Diario Balear: 1828. BNE).

La concreció de l’actuació d’un ball de bastons, entre un conjunt genèric d’altres, també apareix a continuació, el 13 d’abril, a Igualada, després d’abandonar-se Esparreguera i visitar-se Montserrat el 12 d’abril. Aquesta notícia atresora la seva importància, perquè apuntala la continuïtat de la tradició dels Bastons a la població, per situar-se a cavall d’una notícia de 1738, dels Comptes de la Confraria dels Paraires, l’anterior documentada a hores d’ara (D. Vilarrúbias Cuadras: 2014), i una altra, de 1846, del programa de la Festa Major a llaor de Sant Bartomeu de 1846, la posterior que se sàpiga en aquests instants (BCI. Diario de Barcelona: 1846. AHCB): “Dia 12 [d’abril] / Jornada 3ª. SS.MM. salieron de la villa de Esparraguera a las seis de la mañana para visitar el Monasterio de Monsarrat, a cuyo combento llegaron a las diez y cinco minutos. Despues de haver descansado cortos momentos, vajaron SS.MM. a la Yglesia para asistir al Te Deum acompañados de los Religiosos del Monasterio, Autoridades Militares y la Real Comitiva que acompaña a S.M. en este viage; concluido que fue el Te Deum, subieron SS.MM. al Camarín y adoraron la Santísima Ymagen de Nuestra Señora, executando el mismo acto la demas comitiva; antes de sentarse SS.MM. a la mesa, besaron las Reales manos los Monges y algunos oficiales que dieron servicio en este punto, ascendiendo el numero de los que besaron la mano a 48 personas. A las dos escasas de la tarde, salieron SS.MM. acompañados de varios Monges hasta tomar el coche para seguir la marcha a la villa de Ygualada, a donde llegaron SS.MM. a las seis y cuarto de la tarde entre las aclamaciones del Pueblo. La tropa estava tendida en la carrera, y por la noche huvo Musica en un tablado que estava situado frente donde SS.MM. estavan alojados, y tambien, iluminacion general. / Dia 13 [d’abril] / SS.MM. descansaron en este dia. A las diez, salieron a la Parroquia para asistir al Te Deum y Misa-mayor. Despues de concluida se retiraron a Palacio entre las aclamaciones del Pueblo. A las doce y media, recivieron SS.MM. a besar su Real mano varias Corporaciones, Comunidades, clero y Ayuntamiento, cuyo numero de personas ascedió al de 102; huvo Musica hasta las doce y media en el tablado, y una danza de Bastons. Por la tarde, no salieron SS.MM., y a las cinco y media dadas se presentaron al Balcon para ver las comparsas que havian de hacer sus Juegos debajo de los Balcones, cuyos espectáculos duraron hasta las seis y media. Por la noche, huvo Musica como la noche anterior e iluminacion general” (F. Sevillano Calero, E. Soler Pascual i E. La Parra López: 2013. UPF).

Bé, d’altres comparses festives, i, és clar, a partir d’ara també el ball de Bastons ara mateix documentat, també van obrar el vespre del 12 d’abril i l’endemà, 13 d’abril, a Igualada, com ja se sap des de fa molt temps. Una publicació contemporània, la Sucinta descripcion de los obsequios y festejos con que la villa de Igualada en el Principado de Cataluña celebró el transito y descanso en ella de los Reyes Nuestros Señores Don Fernando Séptimo y Doña María Josefa Amália en los dias 12 y 13 de Abril de 1828, editada el mateix 1828 a Cervera a la Impremta de José Casanovas, i unes línies al Diario de Barcelona (Diario de Barcelona: 1828. AHCB), ja hi han fet destapar la intervenció dels balls de cercolets i la moixiganga (BNE).

La premsa també va esmentar el paper d’algunes danses, sense dir-se quines, en la benvinguda a Igualada el 12 i 13 d’abril: “El 11 [d’abril] á las siete de la mañana salieron los REYES nuestros Señores de Tarrasa, y á las diez y media llegaron á Esparraguera: á su paso por Martorell demostraron aquellos habitantes con sus festejos y aclamaciones el amor que profesan á sus Soberanos. / En Esparraguera fueron obsequiados SS.MM. con las naturales manifestaciones de interes y respeto, en cuanto permite la situacion del pueblo. / A las seis de la mañana del 12 [d’abril] se puso en marcha la Real comitiva para el monasterio de Monserrat, adonde llegó á las once, y se cantó por la comunidad, con su capilla, un solemne Te Deum, con asistencia de las Reales Personas, que se detuvieron en aquel piadoso sitio hasta las dos de la tarde, hora en que continuaron su viage para Igualada, en cuyo pueblo entraron á las seis, no habiendo tenido la menor novedad en su importante salud; y recibiendo los obsequios de su vecidario, que con músicas, danzas, iluminacion general y aclamaciones expresivas, ha hecho cuanto ha estado en sus facultades para demostrar su regocijo al verse honrado con la visita de sus augustos REYES […] El 13 [d’abril] descansaron SS.MM. en Igualada, donde se repitieron los festejos dia y noche con el mismo alborozo que el dia anterior. / El 14 [d’abril] á las siete salieron para Cervera, donde entraron á las diez y media sin novedad en su importante salud. Los vecinos de esta ciudad han procurado manifestar su regocijo con danzas, fuegos artificiales, iluminacion general y aclamaciones continuas con que saludaban incesantemente á SS.MM.” (Gazeta de Madrid: 1828. AEBOE. Diario Balear: 1828. BNE).

Xavier Güell

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en Igualada, Terrassa i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.